El vino bebido sabiamente

Emmanuel d’Hooghvorst. A propósito de la edición castellana (1995)

Cuando entra el vino, sale el secreto
Sentencia rabínica

Este libro es el mensaje de un vino bebido sabiamente riendo. Es una mancia pastor de los amigos de un viviente. Isis, luz escondida a la ciencia sin cocción, se alumbró este fruto.

La Edad nueva me ha bendecido, exclamó el elegido encer­rado en silencio, y mi libro ligado por Hermes se leerá el Arte asido. Tal es el secreto de este libro que habla púdicamente del Arte que calla a la avaricia.

¡Oh ídolo detestado que da estupor, que marca esta edad de hierro sin estrellas ni profetas bendecidos! ¡Oh pecado mor­tal que hiela la edad de oro en pasión siniestra! ¡Que un buen Ave te traiga sol incubado! ¡Salud! ¡Siglo nuevo anunciado por este libro raro en sabiduría química!

¡Qué Poeta, éste que osa bendecirse con un buen vino, que le embriaga así de un sentido que suena claro!

verset

Manuscrito de L. Cattiaux

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies