Fecundidad

Una minoría trabaja, medita y reza en silencio, buscando el secreto de los dioses en medio del sufrimiento y la indigencia. Los que aceptan esa terrible iniciación alcanzan la gloria, a menudo póstuma. La mayoría se hunden al forzar su talento natural, ya que la voluntad de éxito mundano conduce al egocentrismo, que borra el amor y la libertad.

La fecundidad supone en el artista una salud, una vitalidad sin desfallecimiento, pues el arte pictórico agota como el acto amoroso.

Así, todos los débiles se ven obligados a falsear, a plagiar, a no acabar, pues el arte pictórico no sólo vacía la cabeza y agota el corazón, sino que también destroza el cuerpo bruto.

fecundidad

L. Cattiaux. "La belle Ferronniere"

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies